Información, mapas, perfiles, tracks para GPS , fotos, videos …

lunes, 30 de mayo de 2016

Logroño-Zenzano-Santa Marina-Reinares-Bucesta--BTT

Esta es una ruta de las que llamo “cabalgadas”; transcurre en su mayor parte por buenas pistas rodadoras, pero hemos querido recorrer un corto trayecto por senda, que aunque poco fluido, yo lo catalogaría de imprescindible, si no nos queremos perder la esencia de las casi olvidadas Alpujarras riojanas.
Partimos temprano desde Logroño con el tiempo algo revuelto. Vamos a recorrer 80Km  acometiendo un desnivel acumulado de unos 1260m hasta la población habitada más alta de La Rioja, Santa Marina, perteneciente al municipio de Santa Engracia de Jubera.
Nos dirigimos hacia Alberite y de este hacia Ribafrecha; es agradable ciclar junto a los verdes campos en esta lluviosa primavera.
Ciclamos con tranquilidad, elegimos no coger atajos por ahora, así que tras un tramo de carretera  por la LR-346 iniciamos el largo, largo ascenso.
Primero acometemos las revueltas de la pista que superan el desnivel hasta Zenzano (1003m.) y decidimos adentrarnos por la aldea que depende de Lagunilla de Jubera para visitarla un poco más a fondo.
Barranco de Baún,Lagunilla de Jubera al fondo
Zenzano







Continuamos con el ascenso por la buena pista, bordeando El Rebollejo y adentrándonos 
en un bosque de pinos, que más adelante será de robles. Ciclamos muy cerca de la divisoria del río Leza y del Jubera, teniendo a nuestra izquierda el barranco de Baún.
Pasamos junto a varios corrales en ruinas y llegamos a Los Agriones, donde existen varias cruces de pistas que nosotros desechamos para seguir subiendo. La temperatura baja por momentos y el tiempo se vuelve más húmedo a medida que nos acercamos a Peña Horcajada (1335m.).
Cabecera del Barranco de Baún
Los Agriones
Un rápido descenso bordeando la Dehesa nos acerca a nuestro destino, Santa Marina. En esta bonita y reconstruida aldea nos espera un reconfortante avituallamiento caliente junto a una estufa de leña, en el hogar de unos amigos.
Santa Marina
Reconfortados, nos ponemos otra vez en marcha y nos dirigimos en descenso por la carretera LR-477 hasta un camino que sale a nuestra izquierda ,en un claro a unos 1750m desde la aldea.
Bajamos por un camino un poco destrozado por el paso del ganado , que se adentra entre los robles rebollos hacia el barranco de Santa Engracia.
Entramos en otra “dimensión”, un lugar por donde ya pocos se adentran, es un buen ejemplo de lo que son las “Alpujarras Riojanas” hoy en día, soledad, abandono y naturaleza viva a raudales.
El camino se ve invadido por la estrepas (jaras) y atraviesa el arroyo gracias a un viejo puente rodeado por las matas.
Toca ahora desmontar para entrar en subida al despoblado de Reinares, donde aún permanece altiva, aguantando los elementos,-no por mucho más tiempo-, la espadaña de la iglesia de San Miguel.
Viejo puente que da acceso a Reinares
Reinares,iglesia de San Miguel

Dejamos atrás Reinares y marchamos por una bonita senda, que encuentro con muchas más piedras y ramas que otras veces, por lo que el transito se nos dificulta, hay tramos en los que debemos desmontar de nuestras “cabalgaduras”. Después del precioso tramo de senda de unos 1800m entre robles y con las vistas del barranco a nuestra derecha, nos incorporamos  a una pista de tierra que nos acerca a otra aldea, un poco rehabilitada, Bucesta.
Tras la pista Bucesta
La circunvalamos primero en ascenso y luego llaneando, dirigiéndonos hacia el E, al lugar donde se erige imponente la Iglesia Vieja. En este lugar se situaba el viejo pueblo de Bucesta antes de que desapareciera con motivo de una epidemia , trasladándose más tarde a su actual ubicación. Visitamos el interior de la iglesia gracias a unas personas que de forma altruista la están reconstruyendo.
Iglesia Vieja de Bucesta
Continuamos nuestro camino atravesando varias barranqueras en un descenso progresivo. Pasamos junto a los corrales de Filiporrio y poco a poco podemos ver a nuestra derecha (E), Santa Cecilia.
Santa Cecilia
Zenzano en la lontananza
Cambiamos bruscamente hacia el O, bajando al bonito barranco que ha horadado el arroyo Baún, incorporándonos de nuevo al pistón que hemos ascendido al principio, y que ahora toca bajar. Decidimos atajar en el descenso e incorporarnos a la izquierda al camino de Santa Cecilia que nos conduce hacia Ribafrecha y de esta a Alberite por un camino con pocos sube y bajas.

Ha sido una  ruta de BTT larga e intensa, donde la climatología puede pasar factura, pero que aporta grandes y variados alicientes, recorriendo lugares únicos y poco transitados.
Descárgate el TRACK en WIKILOC:

Powered by Wikiloc

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

MUCHAS GRACIAS A TOD@S POR VUESTROS COMENTARIOS